Básicos de cachorros: consejos y trucos de alimentación

Tu cachorro crecerá más rápido durante los primeros seis meses de su vida, así que deberás tener cuidado, en especial, al planear una dieta saludable desde el principio. En general, un cachorro requiere más energía, proteína, calcio, fósforo y otros nutrientes en comparación a un adulto. Eso significa que estarás buscando un alimento de primera clase para cachorros con ingredientes clave, tales como las proteínas de origen animal (pollo, res o cordero) para desarrollar huesos fuertes y ácidos grasos ricos en energía (son dos, el Omega 6 y el Omega 3) para una piel y un pelaje saludables. Cuando examines a detalle los productos en la tienda de abarrotes, no te sientas tentado por las marcas de bajo costo en las bolsas gigantes. Éstos pueden estar empacados con materiales de relleno y conservadores y es posible que no proporcionen a tu perro la nutrición óptima que necesitan. Los alimentos de primera calidad para mascotas, tales como IAMS® ProActive Health™ Smart Puppy Original, se digieren más fácilmente y tienen un valor nutricional adicional. Habla con tu veterinario y lee las etiquetas del empaque para determinar una fórmula adecuada para la raza y tamaño de tu perro. A continuación encontrarás más consejos para alimentar a tu saludable y feliz cachorro.

  • En primer lugar, alimenta a tu cachorro tres veces al día (consulta con tu veterinario sobre las cantidades que sean adecuadas). Después de cuatro meses, será suficiente con alimentarlo dos veces al día.
  • Proporciónale a tu cachorro agua limpia en un recipiente limpio en todo momento, incluso cuando tenga actividad en exteriores.
  • Para cachorros en destete, mezcla comida seca con comida húmeda.
  • La comida seca de primera calidad, tal como IAMS® ProActive Health™ Smart Puppy Original, es tu mejor opción para lograr una nutrición balanceada, valor y comodidad. Cuando se almacena de manera adecuada, se mantendrá fresco durante más tiempo que la comida húmeda –y requiere menos limpieza.
  • Utiliza los premios recomendados por tu veterinario cuando entrenes a tu perro, pero utilízalos con moderación.
  • No le des comida para personas; puede causar más daño que beneficio debido a que no tendrá los nutrientes importantes que necesita tu cachorro.
  • Crea un espacio tranquilo y limpio para que coma tu cachorro (de preferencia en la cocina).
  • Desarrolla un programa de alimentación consistente que se coordine con el tuyo.
  • Alimenta a tu cachorro mientras desayunas, comes o cenas. Él o ella, aprenderá que tú comes en la mesa y él o ella de su plato. Esto lo desmotivará a pedirte comida y apreciará el tiempo compartido también.